En Junio de 1963 el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, visitaba Berlin y pronunciaba su famosa frase “ich bin ein Berliner” (Soy un berlinés). Precisamente 50 años más tarde el presidente actual de dicho país, Barack Obama, visitó la capital alemana para conmemorar ese momento.
Sin embargo aquello no fue más que una excusa. Obama viajó a Europa con una agenda cargada para discutir con sus pares europeos: el espionaje estadounidense en Internet, la crisis económica europea,  e incluso su idea de una zona de librecomercio entre su país y la Unión Europea, fueron algunos de los temas a discutir. Asimismo pudo “tantear” los posicionamientos de los candidatos, incluyendo a Merkel (CDU) y Steinbrück (SPD).
Lo interesante es señalar el valor simbólico que esta visita significa para Alemania, ya que como bien lo apuntó el colega @raulgilb, a la hora de hablar con la Unión Europea y sobre ella, la dirección no es Bruselas, ciudad donde se encuentra las instituciones que gobiernan a la UE (Parlamento europeo, Comisión Europea, etc.) sino Berlín, ciudad donde se encuentra… sobran palabras.

Obama y Merkel en la puerta de Brandenburgo, Berlin. Fuente: www.cdu.de
Obama y Merkel en la puerta de Brandenburgo, Berlin. Fuente: www.cdu.de

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: