La socialdemocracia alemana está en el fondo del océano. En septiembre de 2017 obtuvo el peor resultado de su historia: 20,5% de los votos. Un año más tarde, no sólo que no logró recuperarse sino que cayó aún más. Las medición más benevolente le da un 17% de intención de voto, pero la gran mayoría ubica al SPD entre 14% y 15%. A más de diez puntos de la CDU y a cinco de los verdes, los socialdemócratas pelean con los ultraderechistas por el tercer lugar.

¿Qué ha sucedido con la socialdemocracia en Alemania? ¿Cómo puede ser que un partido que logró imponer su agenda durante los últimos años no obtenga réditos políticos? ¿Qué es lo que mantiene al SPD imposibilitado de revertir su situación? La respuesta es simple y compleja a la vez: el problema del SPD es el propio SPD. Sus errores, algunos puntuales y otros sostenidos en el tiempo, han minado los activos más importantes que posee un partido político: sus valores, su relato y su credibilidad.

Estos errores han sido el origen de una infinidad de problemas. Casi como si fuesen pecados capitales, cuya característica principal no tiene que ver con su magnitud, sino con su capacidad para generar otros. Hoy queremos dedicar este análisis a identificar los siete pecados capitales del SPD, la base de la debacle actual.

Los errores de la socialdemocracia han condenado al partido a perder su condición de mayoritario, a resignar la posibilidad de conducir un gobierno e incluso a poner en peligro la chance de liderar a la oposición. Algunos argumentan que la famosa Agenda 2010 del canciller Gerhard Schröeder (SPD) es el punto de partida del declive socialdemócrata. Otros pondrán el epicentro en una decisión más reciente: la recurrente alianza con los democristianos de Angela Merkel (CDU). Determinante es, sin embargo, una progresiva erosión del perfil propio de partido. Una erosión que se alimenta de los dos elementos mencionados y que deja como resultado un partido sin un norte claro y sumamente débil ante las dificultades. El SPD podría haber advertido esta situación y haberla aprovechado. Hubiese sido una gran oportunidad para redefinir y adaptar a un partido avejentado que estaba agotando su agenda. No la percibieron. Al contrario, la ignoraron. La fuerza de la inercia. La incapacidad para salir de la zona de confort. La arrogancia.

Estos son los siete pecados capitales del SPD:

1 – Subestimar el síndrome del compañero de coalición

Aquel dirigente político que desconozca los efectos negativos de ser el compañero de coalición es un negligente y está poniendo en peligro a su propio partido. Ahora bien, aquel que conozca dichos efectos pero que los subestime o se considere inmune es un verdadero suicida.

Esto es lo que ha hecho el SPD al firmar en marzo de 2018 un nuevo contrato de coalición con la CDU de Merkel. Se ha condenado. No sólo que ha perdido su condición de mayoritario, sino que ha ignorado a todos aquellos que exigieron un cambio de gobierno.

La gran coalición se ha convertido en un lastre para la política alemana. Lo que alguna vez fue una solución excepcional en momentos políticos complicados se ha transformado en la regla. Es cierto que la progresiva fragmentación del espectro político ha contribuído a la formación de alianzas entre la CDU y el SPD, pero también es evidente que ambos partidos parecen conformes y hasta felices de pactar con quien debería ser su competidor natural.

En el caso particular de la socialdemocracia, ser compañero de coalición de Angela Merkel será recordado históricamente como la era en la que el SPD impuso su agenda sin obtener ningún redito político a cambio. Y esto es tanto un mérito de la canciller como una incapacidad de los líderes socialdemócratas para ignorar la realidad. Pero ese es otro pecado que desarrollaremos más adelante.

2 – Aplicar el pragmatismo intransigente…

Haz click aquí para iniciar sesión y leer sobre el resto de los pecados capitales del SPD. Si no tienes usuario puedes crear uno a continuación consiguiendo tu abono en solo tres pasos. Pruébalo, el primer mes es gratis:

Apoya al blog en sólo tres pasos:
1- Elige tu abono y el ciclo de pago mensual o anual (ahorra hasta un 35%)
2- Selecciona tu modo de pago (tarjeta o PayPal)
3- Crea tu cuenta de usuario

Selecciona tu ciclo de pago
Selecciona tu ciclo de pago
Selecciona tu ciclo de pago
Crea tu cuenta en Elecciones en Alemania
*
Usuario
Usuario no puede quedar en blanco.
Please enter valid data.
Este nombre de usuario ya está registrado, por favor elige otro.
Este usuario no es válido. Por favor ingrese un usuario válido.
*
Nombre
Nombre no puede quedar en blanco.
Please enter valid data.
This first name is invalid. Please enter a valid first name.
*
Apellido
Apellido no puede quedar en blanco.
Please enter valid data.
País
PaísAlemaniaArgentinaBoliviaChileColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorEspañaGuatemalaHondurasMéxicoNicaraguaParaguayPanamáPerúPortugalPuerto RicoRep. DominicanaUruguayVenezuelaAfganistánAlbaniaAndorraAngolaAntigua y BarbudaArabia SauditaArgeliaArmeniaAustraliaAustriaAzerbaiyánBahamasBangladésBarbadosBaréinBélgicaBeliceBenínBielorrusiaBirmaniaBosnia y HerzegovinaBotsuanaBrasilBrunéiBulgariaBurkina FasoBurundiButánCabo VerdeCamboyaCamerúnCanadáCatarChadChinaChipreCiudad del VaticanoComorasCorea del NorteCorea del SurCosta de MarfilCroaciaDinamarcaDominicaEgiptoEmiratos Árabes UnidosEritreaEslovaquiaEsloveniaEstados UnidosEstoniaEtiopíaFilipinasFinlandiaFiyiFranciaGabónGambiaGeorgiaGhanaGranadaGreciaGuyanaGuineaGuinea ecuatorialGuinea-BisáuHaitíHungríaIndiaIndonesiaIrakIránIrlandaIslandiaIslas MarshallIslas SalomónIsraelItaliaJamaicaJapónJordaniaKazajistánKeniaKirguistánKiribatiKuwaitLaosLesotoLetoniaLíbanoLiberiaLibiaLiechtensteinLituaniaLuxemburgoMadagascarMalasiaMalauiMaldivasMalíMaltaMarruecosMauricioMauritaniaMicronesiaMoldaviaMónacoMongoliaMontenegroMozambiqueNamibiaNauruNepalNígerNigeriaNoruegaNueva ZelandaOmánPaíses BajosPakistánPalaosPapúa Nueva GuineaPoloniaReino UnidoRepública CentroafricanaRepública ChecaRepública de MacedoniaRepública del CongoRepública Democrática del CongoRepública DominicanaRepública SudafricanaRuandaRumaníaRusiaSamoaSan Cristóbal y NievesSan MarinoSan Vicente y las GranadinasSanta LucíaSanto Tomé y PríncipeSenegalSerbiaSeychellesSierra LeonaSingapurSiriaSomaliaSri LankaSuazilandiaSudánSudán del SurSueciaSuizaSurinamTailandiaTanzaniaTayikistánTimor OrientalTogoTongaTrinidad y TobagoTúnezTurkmenistánTurquíaTuvaluUcraniaUgandaUzbekistánVanuatuVietnamYemenYibutiZambiaZimbabue
Selecciona un país.
Please enter valid data.
*
Correo electrónico
Apellido no puede quedar en blanco.
Franco
Franco
Este correo electrónico ya está registrado, por favor elige otro.
*
Contraseña
Contraseña no puede quedar en blanco.
Please enter valid data.
Por favor utiliza al menos 6 caracteres.
    Strength: Very Weak
    *
    Confirma contraseña
    Confirma contraseña no puede quedar en blanco.
    Las contraseñas no coinciden.
    Las contraseñas no coinciden.
    Selecciona tu modo de pago
    How you want to pay?
    Ingresa aquí tu cupón
    Por favor ingresa tu cupón.
    El cupón no es válido.
    El cupón no es válido para el plan seleccionado.
    El cupón ha expirado.
    Aceptar
    Resumen de pago

    Haz seleccionado el , Monto:
    Aceptar

    3 Comments

    Los siete pecados capitales de la socialdemocracia alemana

      1. Estimado Yango, muchas gracias por tu comentario. Desde 2013 publicamos contenidos gratuitos y de alta calidad. Para mantener ese nivel hemos decidido ofrecerles a cada lector/a la posibilidad de colaborar con el sitio adquiriendo un abono y accediendo así a nuestros análisis mensuales. Esperamos que a ti también te interese apoyar este proyecto. Saludos cordiales y hasta la próxima.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.