Hace pocos días la socialdemocracia logró elegir nuevos jefes para su partido luego de meses de interinatos. Sin embargo, el resultado fue contra todos los pronósticos. En lugar de un triunfo del actual ministro de Finanzas de la Gran Coalición gobernante, Olaf Scholz, ganaron los «izquierdistas». Sí, los izquierdistas. Aquellos que dijeron en varias oportunidades que preferían que el SPD abandone la alianza con el partido de Angela Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

La victoria de Saskia Esken y Norbert Walter-Borjans parecía cumplir con los deseos de los más críticos, dentro y fuera del partido: iniciar la renovación del partido. Una renovación que debía ir más allá de los cambios de personal. Se trataba de formar un nuevo perfil. Algo que reviva a la socialdemocracia, que la rescate de la caída libre. El discurso de los nuevos líderes parecía tener la impronta indicada.

Sin embargo, el cambio todavía no ha generado entusiasmo alguno. De hecho, las encuestas así lo señalan.

En los días posteriores a su nombramiento como nuevos jefes del SPD, Esken y Walter-Borjans sólo se ocuparon de explicar que no son unos radicales que van a dejar a Alemania sin gobierno de un día para el otro. También debieron escuchar a los desesperados diputados de su partido. Lógico. Están aterrados ante la chance de un llamado a nuevas elecciones que deje a casi la mitad de ellos sin trabajo. Además le dieron la oportunidad a la CDU de reposicionarse como «guardianes de la estabilidad» cerrando así cualquier tipo de debate sobre cambios en el contrato de coalición.

En resumen, la nueva dupla en los pocos días que lleva en la cúpula del partido ha dedicado muy poco tiempo a responder la pregunta más importante: ¿Por qué volver a votar al SPD?

Tal vez sea útil que la creatividad empleada para la creación del nuevo logo del partido sea también utilizada para pensar en cómo afrontar aquella pregunta. Tarde o temprano, habrá nuevas elecciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: