Tras la victoria del Bayern München FC sobre el Borussia Dortmund en la final de la Champions League, el alcalde de München (Munich), capital de Bayern (Baviera), Christian Ude (@Christian_Ude) publicó la siguiente imagen:

Schwarzgelbhatverloren
Traducción: “El amarillo y negro perdió – no por última vez en este año!”. Fuente: @Christian_Ude

Ude logró empalmar la alegría y el sentimiento de identificación de toda su ciudad, e incluso de su Land (Equivalente a provincia o estado federal), con un mensaje político dirigido a la coalición gobernante en Alemania: El partido de Merkel (CDU) identificado con el color negro y el partido liberal (FDP) propietario del color amarillo.

Por un lado, el mensaje político resulta potenciado por el contexto particular que vivía Alemania, y en especial Bayern, con sus dos equipos de fútbol más importantes disputando la final del mayor torneo continental. Y por otro, Ude se “apropia” de la identidad a través de la contraposición de colores, es decir, mencionando al enemigo en común que pese a pertenecer a planos diferentes comparten un elemento tan simplificador como la combinación de dos colores: el negro y el amarillo.

Mirá el spot electoral de Christian Ude cuando fue candidato a gobernador de Baviera en septiembre de 2013.