Uno de los partidos más complicados en la campaña electoral en Baviera es el socialdemócrata (SPD). El 11% de intención de voto actual hace pensar que el objetivo más realista del SPD sería lograr un resultado de dos dígitos. Para torcer la tendencia a la baja su candidata, Natascha Kohnen, tiene poco más de tres semanas por delante.

“Decencia. La política bávara no necesita egoístas, sino cohesión y humanidad.” Ese es el mensaje de su gráfica en clara referencia a su competidor la Unión Social Cristiana (CSU), que en los últimos años ha sido escenario de las internas de los pesos pesados del partido, léase el ministro del Interior Seehofer, el gobernador bávaro Söder o el ex ministro y actual portavoz Dobrindt. Según la visión del SPD, los pesos pesados de la CSU solo trabajan en pos de su carrera política y, por consiguiente, en perjuicio de Bayern. A ello le agregan una crítica a la postura de los conservadores respecto de la migración, los refugiados y la solidaridad.

Cartel de la candidata del SPD Natascha Kohnen. Traducción: “Decencia. La política bávara no necesita egoístas, sino cohesión y humanidad.” Fuente: Facebook SPD Bayern.

Con este mensaje como eje de la campaña cabe preguntarse si la población percibe a la CSU de esa manera. Un conjunto de egoístas que luchan por su propio interés. Y de ser así, ¿no es más bien lo que algunos piensan de los políticos en general? ¿Es el SPD de Kohnen, que desde 2013 gobierna junto a la CSU a nivel federal, el partido que podría aprovechar este frame?

En su spot electoral publicado hace casi dos semanas los socialdemócratas intentaron reorientar el norte y apuntaron las características de su candidata. Aquí la pieza:

Fuente del video: BayernSPD – YouTube.

Es interesante la secuencia inicial que presenta a una mujer que lucha por su familia. Es un mensaje interesante que se contrapone con un partido como la CSU y su concepción ultraconservadora del rol de la mujer y su definición de familia. Por no mencionar la ínfima presencia de mujeres en dicho partido. Sin embargo, Raúl Gil, experto en comunicación de Volvemos.org, nos señala algo fundamental: “hay que tener en cuenta la capacidad de atención del público objetivo. Si la voz comienza luego de siete segundos de iniciado el spot, has perdido al 97% de la audiencia”. Los últimos dos tercios del spot se dedican meramente a resumir posiciones, temas y propuestas del programa socialdemócrata. Allí la historia del inicio se pierde así como el interés (del 3% restante) por el mensaje.

En pocos días sabremos si efectivamente el SPD revierte la caída o si, por el contrario, se enfrenta a la peor elección de su historia en la región. En los próximos días publicaremos más piezas de campaña de otros partidos. Mientras tanto, si quieres apoyarnos aquí puedes conseguir tu abono para colaborar con el mantenimiento del blog. Además podrás acceder a contenidos exclusivos. Para más información consulta las preguntas frecuentes (FAQ) aquí.

[arm_setup id=”6″ hide_title=”false”]

A %d blogueros les gusta esto: