Elecciones Europeas (3): Dos errores en un afiche

La pagina web del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) ofrece un link directo a su material electoral. Se pueden observar muchos motivos con la presencia estelar de Martin Schulz, el candidato socialdemócrata que aspira a ser presidente de la comisión europea. Hay muchos puntos para destacar en esta serie gráfica, positivos y negativos. Hoy comenzaremos por el final, el afiche que el propio SPD clasifica bajo la rúbrica “Nuestro motivo para la movilización final”:

SPD Endógeno Comunicación Electoral Europa
Traducción: “Querida CDU, nosotros mostramos a nuestros candidatos cabeza de lista. Dónde está el de ustedes?” Fuente: www.spd.de.

Dejando de lado el hecho de que desde septiembre pasado el partido euroescéptico Alternativa para Alemania (AfD) se había apropiado del color celeste (o azul claro), razón por la cual nos preguntamos qué llevó a los jefes de campaña del SPD a optar por este color para gran parte de su gráfica, observemos la leyenda del cartel: “Querida CDU, nosotros mostramos a nuestros candidatos cabeza de lista. Dónde está el de ustedes?

El cartel ensaya una crítica contra la estrategia electoral de la Unión Demócrata-Cristiana (CDU) mediante la cual se utiliza la imagen de la canciller Angela Merkel pese a no ser candidata en las elecciones europeas. Esta decisión del SPD de quitar a Schulz y reemplazarlo por un mensaje indirecto para el partido conservador nos lleva a marcar dos errores que el SPD ya había cometido en la campaña electoral para las federales de septiembre de 2013. Vamos por partes:

1- Endogeneidad comunicacional: El SPD tiende a olvidar que gran parte de la población no vive la política como la vive un afiliado del partido. No todo el mundo está informado ni conoce los pormenores de la gráfica electoral de los partidos. En consecuencia, el mensaje socialdemócrata se dirige a sus prodestinatarios, es decir, gente que ya tiene la decisión tomada e irá a votar (si no es que ya  lo hizo por correo) por Martin Schulz y la lista del SPD. ¿Hace falta movilizar a aquellos que ya están “movilizados”? ¿No habría que apuntar a otros grupos del electorado? Desde ya que no es una tarea fácil, pero está claro que la “movilización final” del SPD deja pasar la chance de convocar a los paradestinatarios o indecisos.

2- Campaña negativa: El segundo problema del SPD es su reincidencia en uno de los siete pecados capitales de la comunicación política*: “Publicitar al otro”. Con el simple hecho de mencionar al otro partido, al otro candidato, a la otra propuesta política o ideológica se corre un riesgo enorme. Las posibilidades de caer en el frame enemigo aumentan y con ello peligra la instalación de la propia interpretación en la agenda y la construcción del problema en el espacio público. Los socialdemócratas ya lo hicieron en 2013 con la fotos de Merkel. Pese a que ahora se refieren a ella de forma elíptica, interpelan directamente a la CDU. Critican su estrategia como si ésta fuera una grave falta moral. El argumento socialdemócrata se podría resumir de esta forma: “en lugar de poner a su candidato, la CDU pone a su figura más importante y relevante de los últimos diez años. ¡Qué injusto!”. Es cierto que los conservadores sacan ventaja de esta utilización de la imagen de Merkel. Es una ventaja similar a la que obtuvo el SPD en Munich utilizando la figura del popular alcalde Christian Ude en su campaña electoral, que ganaron por cierto.

 Ambos errores combinados son el resultado de la intención, claramente fallida, del SPD de intentar producir un material “inteligente”. El problema es que “inteligente” no es sinónimo de “complejo”.

* “Los siete pecados capitales de la Comunicación Política” es un libro que estamos preparando con el experto en Comunicación Política Raúl Gil Benito.

Deja un comentario