El gobierno, la sátira y la censura

Algunas preguntas con mucha historia: ¿Hasta donde puede llegar la sátira política? ¿Qué es censurable? ¿Cuál es la cuota de responsabilidad que le corresponde a un medio de comunicación? ¿Y cuáles son las consecuencias de “excederse”? Este viejo debate se reabrió en los medios de comunicación de Alemania, a poco más de un mes de la tragedia de Charlie Hebdo, pero en relación a un tema muy diferente.

La controversia se originó a partir de una publicación del portal satirico Metronaut en relación a la campaña que lleva adelante la ciudad para obtener la organización de los juegos olímpicos de 2024. El blog publicó a inicios de febrero una serie de imágenes que combinaban la estética nacionalsocialista de los juegos olímpicos en berlin de 1936 con el actual logo de la candidatura berlinesa.

El gobierno de Berlin reaccionó inmediatamente con una advertencia legal y la exigencia de quitar las imágenes antes de las 18 horas de ese día. Metronaut en principio reemplazó las imágenes por otras similares pero en lugar del logo original se podía leer la palabra “censurado“. Los voceros del gobierno de la ciudad dicen que la sátira tiene derecho a todo, pero también que el medio está obligado a dejar muy en claro que se trata de una sátira. En Metronaut aseguran que el artículo inicial estaba etiquetado como “sátira”.

Para finalizar nos preguntamos entonces: ¿Qué gana el gobierno de Berlin con esta “batalla” contra un medio de comunicación relativamente marginal cuyo slogan es “big Berlin bullshit”? ¿Qué pierde en relación a la candidatura para la organización de los juegos cuando se los emparentan con los de 1936? En principio pareciera haber un problema a la hora de analizar el costo-beneficio de algunas reacciones gubernamentales en Berlin. Pronto sabremos si finalmente la historia se convierte en una bola de nieve que termine efectivamente dañando el “sueño” de tener nuevamente juegos.

Las imágenes originales publicadas por Metronaut.de se puede ver en este link.

Deja un comentario