Cuando se pierde el control de la comunicación en plena campaña

¿Cuál es el valor más importante de cualquier partido liberal? La libertad, obviamente. Sobre este eje el partido liberal alemán (FDP) apoya parte de su estrategia electoral que en gran parte se orienta a criticar fuertemente las distintas propuestas del partido verde. El programa de estos últimos incluye la regulación de muchos aspectos de la vida cotidiana (por ejemplo, la manipulación genética de alimentos, las lamparitas o bombillas ecológicas, los vuelos nocturnos, etc.). Este tipo de iniciativas verdes son presentadas por la comunicación del FDP como agresiones a la libertad de los ciudadanos alemanes. Así establecen la base para argumentar sobre sus ideas en pos de una mayor desregulación y de una menor injerencia estatal de cualquier tipo.

En este contexto hace unos días el diario más vendido y más sensacionalista de Alemania, Bild Zeitung, publicó: “Los verdes nos quieren prohibir la carne!” (Die Grünen wollen uns das Fleisch verbieten!). Esta noticia hacía referencia a la iniciativa del partido verde de introducir un día vegetariano en los restaurantes y casas de comida alemanes. Cabe destacar que la idea de un “Veggie Day” hace meses figuraba en el programa electoral, con lo cual el “descubrimiento” del diario amarillista no fue tal.

Un diputado del FDP, Lars Lindermann, también “descubrió” este tema y quiso hacer un aporte personal a la campaña del partido liberal con el siguiente montaje:

Veggie Day
Traducción: “Come pan integral. Porque es mejor y más saludable.” Fuente: www.tagesspiegel.de

Esta imágen fue publicada en el Facebook del diputado liberal. El estilo corresponde a los años ’30 y si se observa más detenidamente, la camisa del chico que figura detrás es de color marrón, el color de los nacionalsocialistas. El diputado tomó un cartel propagandístico de los tiempos del nazismo y lo modificó agregando el logo de Bündnis 90 / die Grünen y el prefijo “Bio” en color verde (Este es el modelo original). La viralización en todas las redes sociales de la imagen fue cuestión de horas. La indignación del partido verde y de la cúpula del propio partido liberal también. Estos últimos le exigieron a Lindermann que retire la imagen de inmediato, quien lo hizo sin chistar. Los liberales también procuran “disciplinar” a su tropa, un poco tarde pero seguro.

Deja un comentario