Empresaria, madre, lesbiana: Alice Weidel, la nueva candidata de la ultraderecha

Alternativa para Alemania (AfD), el partido de ultraderecha que marcha en el tercer lugar en las encuestas, tomó una decisión que pocos medios atendieron: En el congreso del fin de semana anunció que Alice Weidel será candidata al Bundestag en septiembre próximo junto a Alexander Gauland, jefe de AfD-Brandenburg.

Cuando todos creían que los ultraderechistas darían un giro hacia el radicalismo, sorprenden con una jugada inesperada, pero claramente articulada desde hace tiempo. El nombramiento de la desconocida Weidel, empresaria y ex asesora de grandes bancos, rompe el molde. Y no se trata de que tenga un discurso más moderado o ideas demasiado alejadas de las del núcleo de su partido. Se trata de algo más simbólico, de lo que transmite el hecho de no ser ejemplo de la concepción ultraconservadora de AfD. Y es que Weidel es lesbiana, vive con su pareja y tienen una hija. La flamante candidata pertenece al ala liberal del partido y es una euroescéptica de pura cepa: “Si mantenemos el euro, fracasa Europa.

Esta decisión no debería pasar desapercibida ya que es una interesante jugada de los ultraderechistas para, por un lado, intentar comunicar una noción de tolerancia para neutralizar las especulaciónes sobre una radicalización del AfD. Y por otro, para impedir que Björn Höcke, jefe de hecho del ala más ultranacionalista, se quede con el poder tras la caída en desgracia de la todavía presidenta del partido Frauke Petry.

Aussagen-AfD-Höcke-Enero2017
Click en la imagen para reservar el libro “El retorno de la ultraderecha a Alemania”. Foto: Metropolico.org (CC BY-SA 2.0).

AfD demuestra que cada vez improvisa menos. Pese a sus errores, a no poder resolver internas sin cortar cabezas, ahora fue Petry y hace dos años fue su fundador Bernd Lucke, y a la falta de temas coyunturales que le otorgen visibilidad, como lo fue el tema refugiados o el atentado en Berlin, la ultraderecha da signos de inteligencia política. Especialmente para un partido de apenas de 4 años de vida.

Si los partidos tradicionales, en especial la CDU y el SPD, sólo se centran en el frame de “la lucha contra los populismos” y olvidan temas como la justicia social, la redistribución del ingreso o la precarización laboral, la ultraderecha alemana seguirá teniendo margen para mantenerse como la tercera fuerza a nivel federal. Esto lo explicaremos en profundidad en nuestro libro El retorno de la ultraderecha a Alemania.

Banner-partidos-políticos-v2-3

Imagen de portada: Alice Weidel por Metropolico.org (CC BY-SA 2.0), via flickr.

Deja un comentario