La comunicación de Merkel. Agenda-building y agenda-cutting

En julio de este año una encuesta arrojaba el siguiente resultado: ¿A quién votaría como canciller de Alemania? Merkel 62%. Luego de nueve años en el poder, Angela Merkel es más popular que nunca. Según el sondeo, el vice-canciller socialdemócrata, Sigmar Gabriel (SPD), la sigue de cerca con 11%. ¿Cómo es posible que la líder de la Unión Demócrata-Cristiana (CDU) sea tan querida por los alemanes? ¿Es que no comete errores? ¿Es que sus oponentes son muy débiles? ¿Es que los alemanes no quieren experimentar?

Merkel comunicacion politica compol estrategia elecciones alemania
Fuente: Captura de la web de Angela Merkel.

Es la comunicación, estúpido. En más de una ocasión hemos marcado el especial don que posee la canciller Angela Merkel para la comunicación estratégica y el timing. Merkel comete errores, sus adversarios no son incompetentes (al menos no todos), y los alemanes son conservadores, pero no idiotas, y no dudan en cambiar el signo político del gobierno (es decir, cambiar la relación de fuerzas en el Bundestag). Veamos un ejemplo que ilustra la capacidad de la líder conservadora para comunicar, hoy nos centraremos en el proceso de construcción y deconstrucción de agenda: Agenda-building y agenda-cutting.

El tema es el envío de armas a la zona de conflicto en el norte de Irak. Esta es una decisión que compete al poder ejecutivo, y la cabeza del mismo no es otra que la canciller Merkel. Entre los alemanes esta decisión es tremendamente impopular y rompe con un paradigma de la política exterior alemana: No exportar armas a zonas de conflicto. A esto se suma desde hace semanas la agenda de los medios se encuentra dominada por el enfrentamiento en Gaza. Como líder del ejecutivo, sería lógico pensar que la imagen de Merkel se vería dañada por implementación de aquella medida.

Veamos entonces como se desarrolla la agenda building y cutting de Merkel. Es decir, la eliminación de un tema de la agenda, en este caso de la agenda de la canciller, y su reemplazo por otro de igual o mayor importancia. El 19 de agosto cerca de las 17 hs Der Spiegel Online publicaba: “Merkel planea una manifestación y acto en las Puertas de Brandenburgo, Berlin, contra el antisemitismo”. Todo un acontecimiento político que se reserva para ocasiones especiales, por ejemplo, una visita de Obama. Ese mismo día, unas tres horas más tarde, el mismo medio de comunicación citaba al ministro de Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier (SPD), en relación al envío de armas: “Tenemos que darle a los kurdos la oportunidad de defenderse.”

Mientras unos hablan de exportar armas, es decir de continuar la guerra, la canciller se desmarca y apunta más alto. Merkel se ubica en otro nivel al hacerse cargo de un tema histórico transversal y fundamental para la Alemania Occidental de posguerra, el antisemitismo. Así, los otros miembros del gabinete deban encargarse del issue: los ministros del SPD (Steinmeier, Exteriores, y Gabriel, Economía) y la ministra de Defensa (Ursula von der Leyen, CDU). En conclusión Merkel evita hablar de un tema caliente e incorpora los valence issues necesarios para no pagar costos políticos.

La utilización estratégica de la agenda building y cutting es una de las herramientas fundamentales de la comunicación gubernamental de Merkel. Su uso puede explicar en parte que casi dos tercios de los alemanes quieran que “Mutti”* siga siendo su líder política.

* “Mutti”: diminutivo de mamá o madre con el que en la jerga política alemana se hace referencia a Merkel.

Un comentario en “La comunicación de Merkel. Agenda-building y agenda-cutting

  1. Como es que el partido de la iglesia CDU defiende los intereses de los empresarios o sea de los ricos.La Biblia dice que es màs dificil que un rico entre en el reino de los cielos a que un camello pase por el agujero de una aguja.

Deja un comentario