De lo social a lo bizarro. Campaña de la izquierda en Sachsen

La situación del partido de la Izquierda alemana, Die Linke,  en Alemania del Este es especial. Gran parte de su pasado está asociado al viejo partido único de la RDA, el Partido de Unidad Socialista Alemán (SED), lo cual le trae beneficios y problemas. En algunas regiones el poderío de die Linke se sostuvo pese a la reunificación y esto se ve reflejado en los resultados electorales, los cuáles en muchos casos superan el 20%. Un número nada desdeñable ya que la media de die Linke en todo Alemania es del 8%.

El mayor escollo de die Linke desde la reunificación alemana es la Unión Demócrata-Cristiana (CDU). Los conservadores se benefician de las consecuencias de 40 años de comunismo y cosechan votos entre aquellos ossis* descontentos y perjudicados por el implosionado sistema comunista del este. Un enclave de la CDU en el este de Alemania, en donde este fenómeno de rechazo a la izquierda es muy relevante, es Sachsen. Dicha región es gobernada por el partido de Angela Merkel desde 1991, es decir desde la desaparición de la RDA.

La aplastante hegemonía de los conservadores es justamente el elemento que utiliza die Linke para su mensaje electoral en esa región: “¡25 años de la CDU son suficientes!”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La izquierda se ofrece entonces como la opción de la renovación, del cambio, de la apuesta por una región que promueva el progreso económico pero que al mismo tiempo respete la justicia social, el clima y a las minorías, entre otros puntos. En resumen, ideas propias de una tradicional agenda de izquierdas.

Ahora bien, el intento audiovisual de Die Linke para plasmar todos estos elementos en un spot electoral no podría haber sido más bizarro:

Un spot electoral que puede provocar risa y llanto por igual, en el sentido negativo de la expresión. Veamos: la CDU hace mucho que está en el poder, como el cowboy con cara de malo; Sachsen está mal y necesita un cambio; al igual que esa escenografía y la agencia que trabaja con ellos; y finalmente los redskins con banderas del partido (!) son los buenos que rescatan a la familia, como los políticos de Die Linke, que son buenos, rojos y también tienen banderas, suponemos. Sospechamos que también de ahí viene el slogan del final (“Somos los buenos, somos los rojos”) que no aparece en ningún otro soporte de la campaña. Ni en los carteles, ni en la web, ni en las redes sociales. En resumen, un spot que no resiste mayores apreciaciones. A veces el intento por ser original es un camino directo a hacer el ridículo.

Fuente de las imágenes: www.dielinke-sachsen.de. Fuente del video: www.youtube.com/LINKESachsen

* Ossi es el diminutivo de Ostdeutscher (alemán del este) y se utiliza para los provenientes de las regiones de la antigua RDA. Tiene una utilización generalmente peyorativa. En contraposición, un alemán del oeste es denominado wessi (Westdeutscher).

Otros carteles electorales de Die Linke en Sachsen: www.facebook.com/eleccionesenalemania

Leer más sobre la campaña electoral en Sachsen:

FDP elecciones regionales resultados alemania liberalesverdes spot sachsen 2014 alemania este eleccionesLinke Sachsen elecciones 2014 spotcdu sachsen campañaspd Sachsen elecciones campaña electoral 2014

Deja un comentario